martes, 27 de noviembre de 2018

SÍMBOLO DE LA CORONA DE ADVIENTO... TAMBIÉN SE PUEDE HACER EN CASA


Foto: Corona de Adviento de la parroquia de la Beata.

La palabra ADVIENTO es de origen latino y significa VENIDA. Es el tiempo en el que los cristianos nos preparamos para la venida de Jesucristo. El tiempo de adviento abarca las cuatro semanas antes de la Navidad.

A partir del próximo domingo, al pie del altar de nuestra parroquia, os encontrareis la “corona de adviento”. Os invitamos a que pongáis este símbolo también en vuestras casas. Os mostramos cómo se confecciona y cuál es su significado.
La corona de adviento se hace con hojas verdes sobre el que se insertan cuatro velas, siendo una de ellas de color rojo.
Nosotros en nuestra parroquia hemos puesto cuatro cirios de diversos colores, el primero de ellos es de color morado representa el espíritu de vigilia, penitencia y sacrificio que debemos tener para prepararnos adecuadamente para la llegada de Cristo. El segundo es verde que representa la esperanza con la que tenemos que vivir este tiempo de adviento. (Espera esperanzada)  
El tercer cirio es rojo y representa el gozo y la alegría que sentimos ante el nacimiento del Señor en nuestras vidas. Y el cuarto es blanco y nos muestra la cercanía de la fiesta del nacimiento de Jesús.
La forma circular: El círculo no tiene principio ni fin. Es señal del amor de Dios que es eterno, sin principio y sin fin, y también de nuestro amor a Dios y al prójimo que nunca debe de terminar.
Las ramas verdes: Verde es el color de esperanza y vida. El anhelo más importante en nuestras vidas debe ser llegar a una unión más estrecha con Dios, nuestro Padre.
Las velas se encienden progresivamente: Son cuatro velas las que se colocan en la corona y se prenden cada domingo de una en una, así hasta completar los cuatro domingos de adviento. Ello nos hace pensar en la oscuridad provocada por el mal y cómo el nacimiento de Jesús es la esperanza de salvación que iluminó todo el universo como las velas la corona.
OraciónPor último os mostramos una pequeña oración que podéis realizar antes de encender la primera vela de la corona a modo de bendición.

Señor Dios, bendice con tu poder nuestra corona de adviento para que, al encenderla, despierte en nosotros el deseo de esperar la venida de Cristo practicando las buenas obras, y para que así, cuando Él llegue, seamos admitidos al Reino de los Cielos.
Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor. Amén.
La bendición de Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo descienda sobre esta Corona y sobre todos los que con ella queremos preparar la venida de Jesús.

lunes, 26 de noviembre de 2018

PREPARAMOS NUESTRO CORAZÓN EN ORACIÓN PARA ESPERAR AL SEÑOR


Foto: Con motivo del tiempo de ADVIENTO, que comenzará el próximo domingo, desde este blog queremos ofreceros, semanalmente, una oración que os ayude a preparar vuestros corazones para "esperar al Señor" con alegría. 

PRIMER DOMINGO DE ADVIENTO

- Introducción

Empezamos el Adviento con una lectura evangélica tremebunda, reflejo de los miedos de los primeros cristianos. Sabemos que Jesús, a menudo, utilizaba imágenes y recursos un poco extremos para hacer ver a sus discípulos la importancia de lo que les contaba, y así captar su atención.
El escenario de angustia, hombres sin aliento y enloquecidos por el temblor de las potencias del cielo les pone en situación de querer esconderse, ir a cubierto y esperar a que pase la tormenta. Pero Jesús les llama a reaccionar de otra forma. Les pide: Levantaros. Alzad la cabeza. Se acerca vuestra liberación. Estad siempre despiertos. Pedid fuerza y manteneos en pie.

- Evangelio: Lc. 21,25-28.34
Los hombres quedarán sin aliento por el miedo y la ansiedad ante lo que se le viene encima al mundo, pues los astros se tambalearán. 
Entonces verán al Hijo del hombre venir en una nube, con gran poder y majestad. Cuando empiece a suceder esto, levantaos, alzad la cabeza: se acerca vuestra liberación… Estad siempre despiertos, pidiendo fuerza para escapar de todo lo que está por venir y manteneros en pie ante el Hijo del hombre»

- Comentario

Ante tanta negatividad y pecado que nos presenta el sistema informativo mundial, el mensaje de este primer domingo de Adviento es una promesa que fundamenta nuestra esperanza y que nos salva. "Salvar", aquí significa encontrar un sentido a la realidad y tener firmes recursos para afrontarla en positivo.
El  fundamento  de  nuestra  esperanza  de salvación está en lo que celebraremos en Navidad: “Dios con nosotros”. Éste es el nombre de nuestro Salvador, Jesús de Nazaret. Su nombre resume su misión: enviado de Dios para salvación del mundo. Añadamos: el gran desconocido hasta de los que se dicen ser de los suyos. Al mismo tiempo sabemos que “a los que le recibieron los hizo capaces de ser hijos de Dios”. (Juan 1,12)

- Para la reflexión.

En esta situación del mundo y de la Iglesia, la cercanía de la Navidad para la que nos preparamos, nos pone delante de la pareja de Nazaret, María y José, que comienzan un camino nuevo, sorprendente y gozoso. Desde el comienzo de su vida la salvación de Jesús llega envuelta de sorprendentes esperanzas.
También hoy la fe nos plantea retos ante los que sentimos nuestra pobreza y debilidad; el silencio de María y de José, confiando en Dios-Protector, nos estimula a lanzarnos en los brazos del Padre.
Pregúntate: ¿Qué retos son los que piensas que Dios te pide en este primer domingo de Adviento? ¿Qué medios tienes a tu alcance para conseguir este reto?

- Petición para esta primera semana de adviento

Prepara, Señor, en nuestros corazones un camino de conversión. Levanta Señor nuestros desánimos con la fuerza de tu Espíritu. Destruye, Señor, los muros del odio que divide las naciones. Oremos 
Rey de la paz, que de las espadas forjas arados y de las lanzas, podaderas, danos paz con tu venida. Oremos

- Oración Final:

Tú, Señor, nos pides que esperemos el triunfo de tu Hijo, no con las manos cruzadas, como quien espera pasivamente a que llegue, sino que lo hagamos en forma comprometida, hundiéndonos en el fango, con los nada tienen, para saber cuáles son las necesidades y problemas, que acucian al ser humano, para saber dónde hemos de intervenir, para que todo logre alcanzar un poco más de la justicia que falta, y la paz que no llega.
Muéstranos Señor tú misericordia y danos tu salvación.

lunes, 19 de noviembre de 2018

¿Y… SI MIRAMOS DENTRO?




“Un niño de diez años entra en una heladería y se sienta en una mesa. La camarera pone  un vaso de agua en frente de él. El niño le dice que no quiere agua y le pregunta: 
-¿Cuánto cuesta un helado de chocolate con almendras y sirope de fresa?”-.
-“Dos euros”-, responde la camarera. El niño saca su mano del bolsillo y examina un número de monedas. - “¿Y cuánto cuesta un helado sólo, sin el sirope de fresa?”, vuelve a preguntar.
Algunas personas estaban esperando a que el niño se decidiera y la camarera ya estaba un poco impaciente. -“Un euro con cincuenta céntimos”-, dijo ella bruscamente.
El niño vuelve a contar las monedas y dice -“Quiero el helado solo”-. La mujer le trajo el helado, puso la cuenta en la mesa y se fue. El niño terminó el helado, dejó las monedas en la mesa, se despidió dándole las gracias y se marchó.
Cuando la camarera volvió para recoger el dinero y limpiar la mesa, tuvo que tragar saliva cuando vio que, puestas ordenadamente las monedas, había un euro con cincuenta,  y cincuenta céntimos más, era su propina”.

El mundo de los prejuicios: que lo definimos como emitir un juicio, generalmente negativo, sobre una persona, cosa o situación sin tener verdadero conocimiento sobre tal cuestión.
Estos pensamientos son realmente peligrosos, pues lleva al ser humano a cometer actos injustos, de discriminación, ruptura fraterna con el hermano… y es la base de la “Fake News” o falsas noticias.

Preguntémonos:
- ¿Cuántas veces, a lo largo de nuestro día, juzgamos y/o pre-juzgamos a las persona por su aspecto externo, su lenguaje, su olor, su color de piel, su opción política, su posición social, su actividad laboral, su religión, su raza… llegando a conclusiones que, con el paso del tiempo, se han demostrado erróneas?
- ¿Cuantas veces nos hemos dejado llevar por pálpitos o intuiciones, sin ningún tipo de evidencia, que nos han provocado pensamientos falsos y equivocados?
Es un tema, el de los prejuicios, que no pasa de moda, siempre es actual. Podríamos decir que es tan antiguo como la propia existencia humana… y sus consecuencias siempre serán las mismas: quien prejuzga distorsiona su propio juicio, se incapacita e imposibilita para poder alcanzar la verdad.
Si después de leer la pequeña historia del principio extraes como consecuencia. ¡Qué camarera más prejuiciosa! Habrás caído, sin querer, en un prejuicio… Lo que piensas de la camarera lo has hecho tú. Pero si por el contrario, este texto te ha invitado a mirar en tú interior, a examinar tus pensamientos y tomar acción para el cambio, estarás en el camino correcto.

Tú, que eres cristiano, piensa que para llegar a la Verdad, a Jesucristo, hay que actuar como Él nos enseñó, bajo la ley fundamental del amor a Dios y amor al prójimo.
Las tres fuentes de la Revelación: Tradición, Magisterio y Sagrada Escritura, te ayudarán en tú misión de discípulo.

Para trabajo personal o en grupo: Para los lectores más curiosos de este blog, os propongo lo siguiente: Acudid a estas citas y referencia que os muestro y mirad a ver si encontráis alguna relación de lo expuesto.
  • (Hch 10, 34)
  • (Sant 2, 1-8)
  • (Mt 7, 1-5)
  • (Jn 8, 31-32)
  • Catecismo de la Iglesia Católica (CEC 1931).
  • Concilio Vaticano II. (1965). Constitución pastoral «Gaudium et spes» sobre la Iglesia en el mundo actual. Dignidad de la conciencia moral. (GS 16). 
Por último, siguiendo las palabras del Papa Francisco: “no vivamos como paganos, vivamos como cristianos”

"REMA MAR ADENTRO"




La gente se agolpaba a escuchar a Jesús porque Jesús les comunicaba la Palabra de Dios. Y esa Palabra de Dios era fuente de ilusión y esperanza, era oxígeno para bajar a las profundidades de la vida.
El mundo de hoy, veintiún siglos después, necesita también escuchar a Dios. El hombre de hoy, moderno e individualista en algunas de sus actitudes, sigue buscando la Palabra de Dios como bálsamo para sus heridas, porque está necesitado de motivos para vivir esperanzado e ilusionado, motivos para llenar su existencia de valores perennes e imperecederos.

Nosotros, como el pueblo de Israel, necesitamos andar por la vida NO “como ovejas sin pastor”, SINO como hombres y mujeres que tienen una meta, un fin que nos enriquezca, que llene los minutos de nuestra existencia.

La invitación que Jesús hace a Pedro de ser pescador y de remar mar adentro, hoy se hace urgente de forma particular para cada uno de los bautizados y para cada comunidad, parroquia y familia cristiana.

La dificultad no está en saber la necesidad de evangelizar en el mundo de hoy, sino, más bien, el cómo transmitir el mensaje de Cristo a nuestro mundo, qué actitudes tenemos que tener en cuenta para poder realizar esta labor y mandato de Cristo.
¿Cómo ser “pescadores de hombres” en esta sociedad en la que nos ha tocado vivir, en la que existe luces y oscuridades?

-     Dejar al Maestro que suba a la barca con nosotros. El Señor no puede faltar en nuestra labor evangelizadora. No podemos echar las redes en nuestro nombre sino en nombre de Jesucristo.

-  El desaliento y el desánimo por pescas infructuosas no pueden desanimarnos y hacer que perdamos la ilusión de hablar de Dios. Los apóstoles comentan a Cristo que han estado toda la noche bregando y no han cogido nada. No valen excusas para dejar de intentar echar de nuevo las redes.

-    La confianza en Cristo, en su persona y en su mensaje debe ser una constante en nuestra vida de apóstoles. Es Cristo quien nos invita a lanzar la Palabra de Dios en nuestros ambientes y “porque Tú lo dices echaré las redes”

-      La humildad debe presidir todos los actos de nuestra vida, también en lo concerniente a la evangelización. Cuando al echar las redes del evangelio hayamos conseguido nuestros objetivos y propósitos, deberemos caer a los pies de Jesús y al igual que Pedro y sus compañeros decir: “apártate de mi soy pecador

-      No tengamos miedo Sabemos que la mies es mucha y que la labor que tenemos por delante no es fácil, que la dificultad está presente, pero no podemos tener miedo al desafío que supone ser “pescador de hombres”.

¿Qué otras actitudes señalarías tú como necesarias para ser "pescador de hombres" en este siglo y sociedad en la que nos encontramos? Piensa, reflexiona... y respóndete con sinceridad.

viernes, 16 de noviembre de 2018

CATEQUESIS EN LA PARROQUIA DE LA BEATA


Foto: Catequistas (Inma, Susana y Alba) con los niños de catequesis
Catequesis son los viernes a las 17,30 h

Nuestra parroquia ofrece catequesis a los niñ@s como preparación a recibir el Sacramento de la Eucaristía. Ayudan en esta tarea de transmisión de la fe: Alba, Susana, Inma y Fran quienes, como catequistas, muestran a nuestros niños/as el camino de Jesús y los valores cristianos que Él nos ofrece, así como su mensaje de amor, y su persona.
Los primeros responsables de la educación religiosa de nuestros niñ@s son sus padres y madres, quienes, como en otros ámbitos de la vida de sus hijos/as, no pueden eximirse de esta tarea. Los catequistas y toda la parroquia, acompañamos a los padres-madres y les ayudamos en su labor educativa; pero en ningún caso podemos sustituirles y mucho menos remplazarlos.
Por ello, la primera catequesis y el despertar a la fe de los niñ@s está vinculada a la familia, al hogar.
Deseamos que, a lo largo de este año de formación catequética, nuestros niños y niñas disfruten encontrándose con Jesús, conociéndolo y amándolo; sabiendo que Él es el amigo que no nos falla.
A los padres-madres y familia os pedimos que os sintáis ayudados por catequistas y párrocos en vuestra misión... de tal manera que entre todos apoyemos el crecimiento humano y espiritual de nuestros niños/as. 

OREMOS DESDE EL BLOG EN LA II JORNADA DE LOS POBRES. 18 DE NOVIEMBRE.


Foto. Cartel anunciador de la Jornada Mundial de los Pobres

El domingo 18 de noviembre, celebramos, por segundo año, la Jornada Mundial de los Pobres que, por deseo expreso del Papa Francisco, está llamada a ser una de las grandes Jornadas de reflexión, oración y acción que la Iglesia Católica ha de celebrar cada año en su continuo afán por construir el Reino de Dios entre los hombres y manifestar su amor preferencial por los pobres.
Papa nos propone como lema de la Jornada la preciosa frase del salmo 34, 7, «Este pobre gritó y el Señor lo escuchó».
Una frase que nos recuerda, en palabras del propio Francisco, que Dios siempre escucha y responde y que la respuesta de Dios al pobre es siempre una intervención de salvación para curar las heridas del alma y del cuerpo, para restituir justicia y para ayudar a reemprender la vida con dignidad.
En las palabras del salmo, y en las del Papa, encontramos un modelo preciso de cuál debe ser la actitud de la Iglesia ante los pobres y las pobrezas que diariamente van surgiendo ante nuestros ojos en un mundo que elogia, sigue e imita a quienes tienen poder y riqueza, mientras margina a los pobres, considerándolos un desecho y una vergüenza.

Si queréis leer íntegramente el mensaje del Papa Francisco para esta jornada de los pobres, os facilito la dirección de internet donde podéis encontrarlo:


Desde este blog podemos dedicar un pequeño tiempo a la oración y os presento para ello estas plegarias y peticiones de la Jornada Mundial de los Pobres.

Presentemos nuestra oración a Dios, que siempre escucha las súplicas de sus pobres.

 — Por la Iglesia, para que presente ante el mundo el testimonio auténtico del amor y del cuidado por los pobres. Roguemos al Señor.

 — Por los que dirigen las naciones y por los que tienen responsabilidades en el campo económico y social, para que pongan sus esfuerzos en la promoción de los más desfavorecidos. Roguemos al Señor.

 — Por las vocaciones a ministerio sacerdotal, a la vida religiosa o monástica, a la vida misionera y al laicado comprometido, para que, quienes son llamados, escuchen con generosidad la voz de Dios que les pide la entrega de sus vidas. Roguemos al Señor.

 — Por los que están en desempleo, los enfermos, los que carecen de cultura y formación, los que viven solos, los que no tienen alimentos o agua potable, los que no tienen un hogar digno, los que han tenido que migrar, para que encuentren en nosotros comprensión, consuelo y ayuda. Roguemos al Señor.

 — Por nosotros, reunidos en esta celebración, para que, al recibir el alimento del Cuerpo del Señor, nos sintamos más urgidos a orar y ayudar a nuestros hermanos que se encuentran en necesidad. Roguemos al Señor.

Escucha, Dios de misericordia, la oración de quien tenemos puesta nuestra confianza sólo en ti y haznos cada día más generosos. Por Jesucristo, nuestro Señor.

jueves, 15 de noviembre de 2018

LA HISTORIA DE LOS COLORES EN EL ARCO IRIS


"El que quiera ser el primero entre vosotros sea vuestro servidor"

Los colores riñeron entre ellos, todos decían ser el mejor.
El verde dijo: Soy símbolo de la vida y esperanza. Cubro el campo y las hojas.
El azul interrumpió: Tú solo piensas en la tierra, pero también debes pensar en el cielo y el mar. El agua es el fundamento de la vida. El cielo da espacio, paz y serenidad.
El amarillo dijo: Vosotros sois muy serios; yo traigo risa y alegría. El sol es amarillo; al mirar un girasol todos sonríen, sin mí no habría diversión.
El anaranjado replicó: Yo soy el color de la salud y la fortaleza. Llevo las vitaminas más importantes, pensad en la zanahoria y la naranja. Cuando lleno el cielo y el amanecer o a la caída del sol, mi belleza es la más impresionante.
El rojo grito: Soy el que gobierna, soy la sangre de la vida. Estoy dispuesto a luchar por la causa, traigo el fuego, soy la pasión y el amor.
El violeta dijo: Soy de la realeza, el poder. Los reyes, comandantes y obispos siempre me han escogido porque soy el símbolo de autoridad y sabiduría..., la gente me escucha y obedece.
Finalmente el añil habló: Soy el color del silencio difícilmente me notareis pero sin mí todo sería más superficial. Represento el pensamiento y la reflexión...
Los colores siguieron alardeando de sus propiedades, continuaron discutiendo entre ellos porque todos pretendían tener el cetro, el poder
De repente hubo un destello sorprendente... y la lluvia comenzó a caer implacable, los colores se agacharon y con temor se acercaban para abrigarse.
La lluvia dijo: vosotros colores sois necios, lucháis entre sí cada uno tratando de dominar al resto. ¿No sabéis que cada uno fue hecho con un propósito especial único y diferente? Cogerse de las manos, venid y acercaros a mí. 
La lluvia continúo: De ahora en adelante cuando llueva os uniréis y cruzareis el cielo formando un gran arco de colores diversos; así recodareis que todos pueden vivir en paz y unidos sean del color que sean.
Moraleja: Somos diferentes, tenemos características distintas, es una riqueza la variedad… pero tenemos una misma dignidad. Nadie es mayor que él otro, nadie es superior al otro, porque nuestra dignidad es la de ser hijos e hijas de Dios y todos, por lo tanto, hermanos/as. 
Perdemos la fuerza cuando miramos nuestro ombligo y nos creemos el centro del universo. Miremos a nuestro alrededor y nos daremos cuenta que unidos somos mayores, que los valores del otro me enriquecen... y que mis dones enriquecen a los demás.

lunes, 12 de noviembre de 2018

FIESTA DE LA PARROQUIA DE LA BEATA MARÍA DE JESÚS EN IMÁGENES


Foto: Sacerdotes que nos acompañaron en la celebración: 
Antonio, Fidel, Eusebio, José Ángel, Santi y Ramiro (de derecha a izquierda)

Foto: Los niños presentaron el cartel y las ofrendas

Foto: Moniciones

Foto: lectura de la Palabra
Foto: La Palabra es proclamada
Foto: 2ª lectura

Foto: Peticiones de la Celebración.

Foto: Momento de la comunión.

Foto: Oración al finalizar

 Foto: Procesión con la imagen de la Beata
Foto: Personas que acompañaban la imagen por las calles del barrio

Foto: Momentos de convivencia 
Foto: Tiempo para compartir
Foto: Charlar, saludarse y conocerse...

FIESTA DE LA PARROQUIA EN TORNO A LA BEATA MARÍA DE JESÚS


Foto: Momento de las ofrendas en la que dos niños presentan un cuadro de la Beata María de Jesús como símbolo del deseo de imitar sus dones y valores. Y así la vida de nuestra patrona nos ilumine a ser discípulos de Jesús en el mundo

El domingo 11 de noviembre, la parroquia de la Beata María de Jesús, celebró la fiesta de su patrona, que da nombre a esta comunidad cristiana.
Como se ya fue anunciando, los actos en honor de María de Jesús, dieron comienzo con un triduo de oración, en los días anteriores, donde se fue reflexionando y profundizando en diversos aspectos de la vida interior de la Beata, con el fin de recibir una ayuda en nuestro caminar de discípulos.

El domingo fue el día festivo. A las 12,30 h se celebró la Eucaristía, que fue presidida por José Ángel Bachiller y predicada por Santi, párroco de esta comunidad. Nos acompañaron en esta celebración Antonio y Fidel (sacerdotes de las parroquia que forman la Unidad Pastoral) Ramiro (sacerdote que tiene una gran vinculación con la parroquia) y Eusebio (sacerdote natural del pueblo de Tartanedo, pueblo natal de la Beata y gran promotor de que esta parroquia lleve el título de Beata María de Jesús)

Toda la comunidad parroquial, de una u otra manera, participó en esta celebración. Quiso ser un encuentro entrañable, sencillo y festivo con el Señor, donde todos, pequeños y mayores, pudieran conectar con el Maestro de Nazaret a través de símbolos, lecturas, moniciones, cantos, ofrendas….
Terminada la Eucaristía comenzó una procesión por las calles de nuestro barrio, con la única pretensión de manifestar públicamente nuestra fe a un Dios Padre y nuestra devoción a la Beata María de Jesús. La procesión fue acompañada por fieles, sus cantos y rezos.

Al finalizar estos dos actos, la parroquia invitó a quienes quisieron acudir a un aperitivo. Un buen momento para compartir, convivir y conocerse.
Nos felicitamos y alegramos por estos días de fiesta en honor de la patrona. Damos gracias a Dios por este día, ponemos bajo su amparo a nuestra parroquia y le pedimos a la Beata María de Jesús que seamos otros “cristos” en el mundo, como ella lo fue en su comunidad de religiosas y en su vida.

Queremos agradecer a todos los que habéis aportado vuestro granito de arena para que esta celebración se haya podido realizar. Gracias de corazón a todos las personas que nos habéis ayudado y enseñado a poder hacer del día de la Beata María de Jesús una fiesta parroquial.

lunes, 5 de noviembre de 2018

TRES FORMAS Y ACTITUDES DE AFRONTAR LA VIDA



Hay seres humanos-vaso,
cuya única meta es almacenar conocimientos, objetos y dinero. Son aquellos que creen saber todo lo que hay que saber; tener todo lo que hay que tener, y consideran su tarea terminada cuando han concluido su almacenamiento. No pueden, ni saben compartir su alegría, ni poner al servicio de los demás sus talentos, ni siquiera repartir conocimiento. Son extraordinariamente estériles; servidores de su egoísmo; carceleros de su propio potencial humano.


Por otro lado existen los seres humanos-canal, son aquellas que se pasan la vida haciendo y haciendo cosas. Su lema es: "producir, producir y producir". No están felices si no realizan muchas, muchísimas actividades y todas de prisa, sin perder un minuto. Creen estar al servicio de los demás, fruto de su neurosis productiva, cuando en realidad su accionar es el único modo que tienen de calmar sus carencias; dan, dan y dan; pero no retienen. Se sienten vacíos.

Pero también podemos encontrar seres humanos-fuente,
que son verdaderos manantiales de vida. Capaces de dar sin vaciarse, de regar sin decrecer, de ofrecer su agua sin quedarse secos. Son aquellos que nos salpican "gotas" de amor, confianza y optimismo, iluminando con su reflejo nuestra propia vida.

¿Con cuál te identificas? 
Es una buena pregunta al iniciar este día. Pregunta que debe ser respondida con sinceridad y calma. 
En muchas ocasiones somos la mezcla  del vaso, el canal y la fuente.
No te tortures con "exámenes de conciencia" donde siempre suspendemos y piensa qué dones y talentos tienes que te ayudan a ser fuente en medio de una tierra reseca o puente en un mundo de fronteras.

domingo, 4 de noviembre de 2018

ORACIÓN PARA APRENDER A AMAR DE MADRE TERESA DE CALCUTA




Señor, cuando tenga hambre, dame alguien que necesite comida; Cuando tenga sed, dame alguien que precise agua; Cuando sienta frío, dame alguien que necesite calor.

Cuando sufra, dame alguien que necesita consuelo; Cuando mi cruz parezca pesada, déjame compartir la cruz del otro; Cuando me vea pobre, pon a mi lado algún necesitado.
Cuando no tenga tiempo, dame alguien que precise de mis minutos; Cuando sufra humillación, dame ocasión para elogiar a alguien; Cuando esté desanimado, dame alguien para darle nuevos ánimos.
Cuando quiera que los otros me comprendan, dame alguien que necesite de mi comprensión; Cuando sienta necesidad de que cuiden de mí, dame alguien a quien pueda atender; Cuando piense en mí mismo, vuelve mi atención hacia otra persona.
Haznos dignos, Señor, de servir a nuestros hermanos; Dales, a través de Nuestras manos, no sólo el pan de cada día, también nuestro amor misericordioso, imagen del tuyo. Amén

viernes, 2 de noviembre de 2018

FIESTA DE LA FAMILIA Y COMUNIDAD PARROQUIAL DE LA BEATA


Foto: Imagen de la Beata María de Jesús López Rivas

El domingo 11 de noviembre celebraremos, en nuestra parroquia, la fiesta de nuestra titular “Beata María de Jesús”. Con la celebración de esta festividad y con los actos programados, pretendemos vivir comunitariamente nuestra fe, trasmitirla y dar testimonio de ella.
La parroquia quiere ser, por encima de todo, FAMILIA. Hogar donde todos tengan un lugar importante. Por ello, nos gustaría que todos os sintierais acogidos y como parte de esta fiesta, que la asumierais como propia, no simplemente invitados, sino mucho más, protagonistas en ella.
Os facilitamos los actos que se van a realizar con motivo de este encuentro parroquial.

ACTOS DE LA FESTIVIDAD DE LA BEATA MARÍA DE JESÚS

- Jueves 8 de noviembre: 1º Día de Triduo
   Oración ante el Santísimo (18,30 h)
   Eucaristía - Triduo (19,00 h)

- Viernes 9 de noviembre: 2º Día de Triduo
   Eucaristía – Triduo (19,00 h)

- Sábado 10 noviembre: 3º Día de Triduo
   Eucaristía – Triduo (19,00 h)

- Domingo 11 noviembre: Festividad de Beata María de Jesús
   Eucaristía  (12,30 h)
   Procesión por el barrio (13,15 h)
   Convivencia en los salones parroquiales

NOTA: Con el motivo de resaltar los actos de la festividad de la Beata María de Jesús y vivir estos actos unidos y en común, les informamos que: en los días de Triduo no habrá Misa en la parroquia por la mañana a las 11,00 h.
El domingo 11 de noviembre no habrá Misa a las 11,30 h ni a las 19,00 h. Disculpen las molestias.